miércoles, 22 de mayo de 2019

La alimentación en la prevención del acné


¿Los alimentos pueden ayudar a los que tienen problemas con el acné? La respuesta es positiva, pueden contribuir con el tratamiento o la prevención. Entienda mejor de qué manera.

Al aumentar la secreción sebácea más el estrechamiento y la obstrucción de la apertura del folículo polisebáceo, aparecen claveles que favorecen la proliferación de microorganismos, causando la inflamación característica de las espinas.

En general, las zonas más afectadas son la cara y la espalda y suelen aparecer en la pubertad. Las causas son diversas: herencia, problemas hormonales, hiperactividad de las glándulas sebáceas, síndrome de ovarios policísticos, etc.

¿Pero en qué ayuda la alimentación?

Conozca las funciones de algunos nutrientes y cómo van a colaborar:


  • Vitamina A: disminuye la producción de sebo. La mejor fuente de vitamina A son los alimentos ricos en betacaroteno. Son: zanahorias, calabacines, mamones, papas, mango, berros, brócoli, espinacas, etc.
  • Vitamina C: antioxidante y antiinflamatoria. Fuentes: acerola, piña, naranja, limón, fresa, guayaba, limón, pimentón, etc.
  • Vitamina B2: controla la aceitosidad de la piel. Fuentes: leche, carne, huevos, hígado, cerveza, espinacas.
  • Vitamina B6: regula el metabolismo hormonal. Fuentes: carne de buey y cerdo, hígado, cereales completos, papa, plátano.


Las fibras promueven un buen trabajo intestinal, eliminan toxinas. Fuentes: verduras, hortalizas, frutas, alimentos integrales, avena, semillas de lino, etc.
Calcio, fósforo y magnesio mantienen el equilibrio sanguíneo. Fuentes: leche y derivados, vegetales de hoja verde oscura, leguminosas, etc.
Zinc-cicatrización y regeneración tisular. Fuentes: huevo, cereales integrales, germen de trigo, etc.

Té verde antioxidante, repele las bacterias que causan las espinas y reduce la inflamación (puede hacer gasa de té verde helado sobre la lesión).

También es importante evitar el consumo excesivo de alimentos ricos en grasas y azúcares y no olvide beber mucha agua.

Una alimentación sana y equilibrada influye mucho en el surgimiento o incluso en el tratamiento del acné. Por lo tanto, para quienes sufren este problema, la reeducación alimentaria es esencial.